Muere Steve Jobs

Muere el gran Steve Jobs, no tengo demasiadas cosas a añadir de las que ya se han comentado, únicamente lamentar la perdida de una gran persona, nos deja grandes momentos, grandes keynotes enganchado a la pantalla del portátil, solo por escuchar: «One more thing…» y ver como rugía la sala. Steve ha hecho de Apple una empresa número 1 y de sus productos una base para muchos de nosotros.

Puedes ser consumidor de Apple o no serlo, pero no hay nadie que no asocie reproductor de MP3 con Ipod, es común escuchar «Me he comprado un Ipod» y mostrar cualquier otro aparato, ya no es un reproductor de MP3, ahora es un Ipod. La gente puede comprarse tabletas, Samsung Galaxy, Acer Iconia, hay muchas, pero cuando alguien te pregunta, dice: «¿Eso es un Ipad?» Apple ha calado en todos nosotros con un concepto claro, son los mejores.

Me he dejado para el final el Iphone, cuando en el 2007 monstruos como Nokia eran los reyes del mercado con su «flamante» N82, Steve Jobs imaginó un teléfono que ahora es la base de cualquier smartphone, cuando las agendas funcionaban con punteros y Steve Jobs enseño sus 5 lápices por mano, en ese momento Apple cambio el mundo, dio un giro al mercado de la telefonía mucho más allá de la evolución, rompió esquemas, después de 4 años, ahora podemos ver teléfonos que son alternativas dignas, 4 años en tecnología es una eternidad.

Pues egoístamente, esto es lo que hemos perdido todos, alguien lo suficientemente brillante como para deleitarnos con estas genialidades, que empuje a la competencia a esforzarse, no hay nadie como él y es un pena que ya no esté.

Adios Steve y gracias por todo.

 

Zona hostil para manazas

Al escribir en el Firefox: «about:config» para entrar en la configuración me ha salido esta pantalla:

«Zona hostil para manazas«!!! por un momento me he sentido insultado por mi navegador!!! y posteriormente, aún siendo insultado… me ha hecho gracia, así que creo que lo usaré como respuesta predeterminada en algunos mails.

No me quieras tanto

Hace unos dias publique un post en contra de Facebook y de su personal concepto de la amistad, ahora cae en mis manos este texto exquisito gracias a Carlos Muñoz Camba, sobre otro circulo de personas que seguro que tienen mucho en común:

De un tiempo a esta parte quedo con personas que, en realidad, no tienen un gran interés en charlar conmigo. Esto podría minar mi autoestima pero una suerte de optimismo insensato me lleva a pensar que amar y no hacer ni puto caso pueden ser compatibles. Yo sé que esas personas que no muestran mucho interés en hablar conmigo me quieren.

Si no fuera así, entendámonos, no quedaría con ellas. Esas personas me escriben mensajes rebosantes de cariño: por e-mail, por sms, por Whatsapp, por Facebook, por activa y por pasiva. Y en esos mensajes hay frases tan apasionadas que parecen extraídas de un bolero. Son frases que antes en España no se decían pero que, ahora, gracias a la revitalización del género epistolar propiciado por las nuevas tecnologías, están en auge. Esas personas me dicen que me adoran. Que me adoran y que cuentan los días para verme. Que cuentan los días y que me quieren. Que me quieren y que nos va a faltar tiempo en una cena para contarme todo lo que me tienen que contar. Que nos va a faltar tiempo y que están deseando conocer mi opinión. Que desean conocer mi opinión y que nadie como yo para compartir este y otro secreto. ¿Y por qué? Porque soy adorable. Eso me dicen.

El mundo de la tecnología ha bolerizado el género epistolar. Ha generalizado el lenguaje de las postales románticas y ahora lo que toca es escribirse con palabras de novios antiguos de los años cuarenta. Y, aunque yo soy de esa generación en la que si tus padres te decían «te quiero» es porque o se iban a morir ellos o te ibas a morir tú, tengo el corazón débil y, cuando una persona me pide una cita con palabras tan melosas, soy incapaz de no creerme un poco la pasión que sienten hacia mí.

Esas personas son las que te reciben con los brazos abiertos en un restaurante, te dan un beso apretado y unen sus pechos sin pudor contra tus pechos, por no hablar de otras partes que también entran en contacto, en estos abrazos actuales; sean hombres o mujeres los que intervengan en ellos. Esas personas son las que acto seguido de desdoblar la servilleta y ponerla sobre sus piernas, sacan el móvil del bolso o de la chaqueta y lo colocan al lado del plato. Esas personas de las que hablo, las mismas que me adoran por escrito, suelen tener un iPhone o una Blackberry, a través de los cuales me escriben a mí esos deliciosos mensajes.

El problema es que mientras están conmigo no renuncian a comunicarse con terceras personas. Con un ojo me miran a mí, que estoy situada a la izquierda, por ejemplo, y por el rabillo del otro, miran a su querido aparatito. Suena una campanilla. Les ha entrado un mensaje. Lo leen tan rápido que casi no lo noto. Entonces, sonríen. Sonríen como si alguien les hubiera contado un secreto, o algo picante, o como si les acabara de llegar una información crucial. Pero, desde luego, no sonríen por la conversación que tiene lugar en la mesa. Esas personas, las mismas que, con desesperación, anhelaban verte, te dicen, perdona, perdona un momentito, y se ponen a teclear un mensajito con un solo dedo. Qué dedo más rápido tienen esas personas. Es un dedo entrenado para escribir como si a uno le hubieran amputado la mano izquierda. Una vez terminado el mensaje la conversación continúa.

Continúa hasta que vuelve a sonar de nuevo la campanilla: el amante, el amigo, el jefe, el cómplice, el plasta, ha contestado. Nueva sonrisa de esas personas que nos quieren tanto. Y como poco a poco van perdiendo la vergüenza, toman el iPhone o la Blackberry con las dos manos y teclean entonces con los dos pulgares. Qué maravilla de pulgares. Parece que han ido a una academia de mecanografía con pulgares para iPhones. Viene el camarero a tomar nota de la comanda y como las personas que tanto me quieren están ya apoyadas en el plato escribiendo a velocidad de vértigo mensajes tan apasionados, imagino, como los que me pusieron a mí, soy yo la que encarga el vino, el picoteo del principio y, si se me ha informado antes, el plato elegido por las personas que tanto deseaban este encuentro. No siempre una se siente ignorada, en lo absoluto. Hay ocasiones en las que los dueños de la Blackberry o el iPhone te hacen partícipe de los mensajes recibidos, y tú puedes aportar algo en las contestaciones. A veces se trata de los amantes y entonces ya vives con excitación delegada.

Ha habido ocasiones en las que las personas que me quieren se intercambian fotos con dichos amantes. No fotos a lo Scarlett Johansson, porque no son horas. Imagino que ese tipo de instantáneas de corte más íntimo las dejan para cuando están encerrados en el cuarto de baño de su hogar, mientras sus maridos o sus mujeres están acostando a los niños.

El móvil ha supuesto una revolución en el universo de la infidelidad. Quiero decir con esto que no soy uno de esos espíritus rancios que discuten las ventajas que para muchos ciudadan@s ha supuesto la irrupción de la nueva telefonía. Solamente quisiera expresar el desconcierto que me produce el que personas que tanto me adoran y desean compartir una hora y media de mesa y mantel conmigo no sean capaces de olvidarse del puto móvil durante un tiempo ridículo de sus hiperconectadas vidas. Que lo comprendo todo, sí, ¡que yo también tengo iPhone!, pero que lo dejo metido en el bolso. Joé.

Fuente: El Pais
Artículo : http://www.elpais.com/articulo/opinion/quieras/elpepusocdgm/20111002elpdmgpan_1/Tes

Pagar el premium de Spotify

Todos nos habíamos acostumado a escuchar Spotify, ahora han puesto una limitación de tiempo considerable, cosa que ha hecho que los que habitualmente usábamos Spotify durante horas nos quedemos sin nuestro programa y ante la duda de si hacernos o no Premium, nos preguntamos: ¿Es caro el servicio premium de Spotify? bueno, ahí va mi reflexión.

En un mercado no intervenido como el nuestro, los precios vienen dados principalmente por su elasticidad y estos están influenciados por la necesidad de ese bien, pero sobre todo, por la gama de productos sustitutivos.

10€ al més los gastamos en una tarde tomando unas cervezas con nuestros amigos, o en la entrada del cine más palomitas (pequeñas), en un taxi nocturno si el trayecto es corto… con esto que quiero decir, que no es una cantidad que a priori debiéramos sopesar, ya que normalmente la gastamos con bastante ligereza, pero visto desde un punto de vista puramente económico, es caro.

Sigamos… la música dentro de la piramide de necesidades de Maslow estaría a mi parecer casi casi en la puntita de arriba 😀 y eso que a mi me encanta la música, pero no es ninguna necesidad fisiologica, seguridad, afiliación, reconocimiento, yo la colocaria en el apartado de autorealización, por lo que es difícil que alguien haga un esfuerzo económico constante para contratar premium, contando, que hay substitutivos como Grooveshark tan completos que hacen que el valor añadido que tuviera Spotify no merezca la pena.

¿Podría seguir siendo Spotify como antes? Claro que si, en la era de internet, los modelos económicos basados en la publicidad nos asaltan por todos lados, un gran ejemplo de ello es Google, nadie paga una cuota al mes por utilizar el buscador, correo, calendario… y en su modelo de suscripciones premium hay una gran valor añadido. Nada es gratis, todo tiene un coste, en el caso de Google son los Adwords y en el caso de Spotify era las cuñas publicitarias, gratis es un bien o servicio obtenido sin mediar una contraprestación, y si ponemos mute cuando llega la publicidad en Spotify, el programa deja de funcionar, ergo hay contraprestación.

Si Spotify no ha conseguido gestionar sus ingresos para poder continuar con el modelo de la publicidad como hasta el momento, es una mala gestión por parte de ellos, pero en ningún caso justifica la reducción de servicio para que el comparativo con la suscripción premium sea notorio.

Bueno, esta es mi opinión, espero que os guste.

Exchange Server 2007 Transport: 452 4.3.1 Insufficient system resources

 

En Exchange 2007 después de una actualizacion, dejaron de entrar correos electronicos, miramos varios punto hasta llegar a desestimar los conectores de Exchange 2007 e instalamos el famoso POPcon.

 

En el POPCon veo que da un error 452 4.3.1 Insufficient system resources, informandome un poco veo que es un problema de espacio, que a partir de esta actualización el espacio mínimo en la partición de las colas es de 4GB, en este caso era 1Gb lo que habia libre

 

En un primer momento desactive esa restricción, para ello debemos hacer:

1) Abrir el fichero EdgeTransport.exe.config del directorio \Exchange Server\bin usando el notepad
2) Añadir el siguiente valor: <add key=”EnableResourceMonitoring” value=”false” />
3) Guardamos el fichero
4) Reiniciamos el Exchange Transport Service, para ello en la power shell escribiremos esto:
Restart-Service MSExchangeTransport

Para vaciar los logs de sistema haremos un backup del servidor y borrara los Logs para no hacerlo largo y aburrido, aqui dejo un tutorial de como hacerlo, es sencillo, solo tener cuidado a la hora de escoger el tipo de backup, porque uno de ellos NO borra los logs de sistema.

Backup Exchange con Windows Backup

Adios Facebook

Hace tiempo que esta red social ha perdido encanto para mí, encontré a muchísimas personas, pero continuo teniendo contacto con mis amigos de siempre.

Mi lado cotilla ha hecho conservar la cuenta  durante años, pero ya no quiero más Facebook, no quiero colaborar a tejer esta red de insustanciales lazos, ni degradar más la palabra «amigo».

Hubo un lugar y un momento para muchos de esos «amigos», esos momentos fueron geniales y en esos momentos fueron realmente mis amigos (esta vez sin comillas). Lo que la vida ha separado, no lo puede volver a unir Facebook.

Soy consciente que existen muchos casos de éxito, gente que encuentra en Facebook algo más que un Gran Hermano a doble espacio; quien por el hecho de publicar su ubicación, intención,  momento actual… hace de su vida un lugar mejor (No me estoy mofando!! no lo entiendo pero no me estoy mofando).

Hay quien me ha tildado de radical por hacer algo así, pero encuentro que Facebook es un producto inmaduro, que ha evolucionado en la manera de presentarnos sus cerradas  pautas ¿Porque nunca no se ha podido clasificar a las personas en amigos, conocidos, compañeros…? así podrí­amos haber elegido que explicar a quien!!! O a la inversa ¿nadie le ha molestado jamás el SPAM de algun@s que monopolizan tú muro haciendo casi imposible encontrar al resto de tus «amigos»?? La libertad de escoger no venia de serie en Facebook.

En fin, ya llegarán otras redes sociales como la Google+, esperemos que aprendan del primogénito y lo hagan mucho mejor, por otro lado me quedo tranquilo sabiendo que Mark Zuckerberg no pasará hambre porque yo cierre mi cuenta.

Sincronizar hora en servidores linux Centos

Hay veces que por alguna razón, se nos va la configuración de la hora y se queda el servidor diciendo que le llegan mails del futuro!!!
Para esto tenemos que revisar y cambiar la configuración de nuestro servidor, vamos por ello:

Establecemos el timezone de España:
ln -sf /usr/share/zoneinfo/Europe/Madrid /etc/localtime

Sincronizamos el servidor con uno servidor NTP de internet
/usr/sbin/ntpdate -u hora.rediris.es

Modificamos el fichero /etc/sysconfig/clock

ZONE=»Europe/Madrid»
UTC=true
ARC=false

En este punto nuestro server ya tiene la hora correctamente, pero tenemos que pasarla al Hard.

/sbin/hwclock –systohc

Una vez hecho esto ya tenemos nuestro server correctamente!

Desinstalar Mcafee anti-virus file system filter driver Windows 2003

Al intentar instalar un software del Kaspersky, me ha salido un mensaje de que estaba residente aún el «mcafee anti-virus file system filter driver», después de buscar, mucha gente utiliza únicamente el software de desinstalación de Mcaffe

http://download.mcafee.com/products/licensed/cust_support_patches/MCPR.exe

Pero en mi caso, solo con eso no funcionaba, ni pasando antes y después el CCleaner, así que buscando he encontrado que hay que borrar esta entrada del registro:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Services\mfeavfk

Yo no solo he borrado esa entrada sino todas las que empiezan por mf* ya que eran entradas de Mcafee y lo estaba cambiando por Kaspersky.

Bueno, con esto pude instalar Mcafee.

Google se preocupa por mi

Hoy mirando las preferencias de la cuenta Google (¿Que no lo hacéis habitualmente vosotros?) , me he dado cuenta de esta opción

Bueno, así que me está negando la visión de ciertas imagenes explícitas en mis búsquedas, que no me parece mal… del todo… pero me podrías haber preguntado!!!