Sobre mi

Hola! mi nombre es Joan García Camba, este es mi blog profesional y personal, en el que me presento como informático a quien me quiera conocer y comento mis inquietudes que envuelven a este mundo.

Este blog empezó como un proyecto hace ya muchos años, donde yo pudiera compartir con el resto de la gente mis conocimientos, lamentablemente el tiempo es un recurso que los informáticos no disponemos en exceso y ha quedado un poco des actualizado, pero prometo que en la medida de lo posible iré añadiendo entradas de lo que me parezca más relevante.

Ya que es una sección sobre mí, intentaré resumir un poco cual es mi filosofía de vida y trabajo, soy informático de vocación, de esas personas que tienen la suerte desde bien pequeño de saber con certeza que era lo que se querían dedicar, es difícil que un chico de 14 años sin una fuerte afición a la lectura se devorara un denso libro de Ms-dos.

Este hecho creo que ha marcado mí forma de ser frente a la informática, dedico muchísimas horas delante de una pantalla informándome de las nuevas tecnologías  y de las tendencias en el uso de las mismas.

Mi perfil tecnológico ha ido envolucionando, empezó con un marcado perfil de sistemas, después la necesidad me llevo  a programar en php tanto páginas web como aplicaciones más complejas y finalmente mi perfil se ha vuelto más gestor, tanto de proyectos como de relación con clientes/proveedores.

Como dice el título de mi blog «Lo difícil se hace, lo imposible se intenta (sempre cas pitjor)»  ¿Que significa? La primera parte es una versión de la frase de Napoleón, está frase me inspira sacrificio. «Sempre cas pitjor» significa «Siempre caso peor», es una frase que me repetían en la universidad, siempre en un abanico de posibilidades, debemos contemplar el peor de los casos, esta frase me inspira precaución, los informáticos trabajamos con los datos de empresas y eso exige siempre una gran responsabilidad, así que ante cualquier problema o análisis de situación, debemos ponernos en el peor de los casos para que nunca cometamos un error o al menos los mínimos posibles.

Joan.