Pagar el premium de Spotify

Todos nos habíamos acostumado a escuchar Spotify, ahora han puesto una limitación de tiempo considerable, cosa que ha hecho que los que habitualmente usábamos Spotify durante horas nos quedemos sin nuestro programa y ante la duda de si hacernos o no Premium, nos preguntamos: ¿Es caro el servicio premium de Spotify? bueno, ahí va mi reflexión.

En un mercado no intervenido como el nuestro, los precios vienen dados principalmente por su elasticidad y estos están influenciados por la necesidad de ese bien, pero sobre todo, por la gama de productos sustitutivos.

10€ al més los gastamos en una tarde tomando unas cervezas con nuestros amigos, o en la entrada del cine más palomitas (pequeñas), en un taxi nocturno si el trayecto es corto… con esto que quiero decir, que no es una cantidad que a priori debiéramos sopesar, ya que normalmente la gastamos con bastante ligereza, pero visto desde un punto de vista puramente económico, es caro.

Sigamos… la música dentro de la piramide de necesidades de Maslow estaría a mi parecer casi casi en la puntita de arriba 😀 y eso que a mi me encanta la música, pero no es ninguna necesidad fisiologica, seguridad, afiliación, reconocimiento, yo la colocaria en el apartado de autorealización, por lo que es difícil que alguien haga un esfuerzo económico constante para contratar premium, contando, que hay substitutivos como Grooveshark tan completos que hacen que el valor añadido que tuviera Spotify no merezca la pena.

¿Podría seguir siendo Spotify como antes? Claro que si, en la era de internet, los modelos económicos basados en la publicidad nos asaltan por todos lados, un gran ejemplo de ello es Google, nadie paga una cuota al mes por utilizar el buscador, correo, calendario… y en su modelo de suscripciones premium hay una gran valor añadido. Nada es gratis, todo tiene un coste, en el caso de Google son los Adwords y en el caso de Spotify era las cuñas publicitarias, gratis es un bien o servicio obtenido sin mediar una contraprestación, y si ponemos mute cuando llega la publicidad en Spotify, el programa deja de funcionar, ergo hay contraprestación.

Si Spotify no ha conseguido gestionar sus ingresos para poder continuar con el modelo de la publicidad como hasta el momento, es una mala gestión por parte de ellos, pero en ningún caso justifica la reducción de servicio para que el comparativo con la suscripción premium sea notorio.

Bueno, esta es mi opinión, espero que os guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *